¿Qué opina la gente de esta nueva expresión "Food Defense" que cada vez se escucha más en diferentes foros?

En la última década, podemos decir que hemos visto nuevas inquietudes que afectan a nuestro comportamiento. Tras los atentados del 11 septiembre 2011 en los EE.UU. apareció la preocupación por nuevos atentados enfocados a una eventual contaminación intencionada  o voluntaria. ¿Es muy fácil por ejemplo contaminar la cadena alimentaria y provocar un perjuicio económico o físico.

Para evitar cualquier riesgo de contaminación las empresas agroalimentarias tienen que ajustarse a los requisitos que exigen la FDA (Food and Drug Administaration), IFS (International Featured Standards) y BRC.  

En este momento, las soluciones Food Defense pueden ser la buena solución a todas estas exigencias. Pero ¿por qué?  

La defensa alimentaria consiste en establecer medidas para garantizar la minimización de cualquier acto que conlleve deterioro o inutilización en los diferentes procesos de tratamiento de la cadena alimentaria. En efecto, el objetivo primordial es identificar, vigilar posibles delitos alimentarios.  Pero en realidad, las soluciones de Food Defense no sólo se enfocan en la seguridad alimentaria, sino también otros puntos tan importantes para aportar una protección global de la empresa como la seguridad física, la ciberseguridad o el control y la mejora de los procesos productivos.

El papel de una adecuada infraestructura de red en las soluciones de food defense

Todas las soluciones food defense pasan por sistemas de videovigilancia y tratamiento de datos que hoy permiten ser gestionados adecuadamente con las herramientas de tecnologías de la información y las comunicaciones que tenemos a nuestro alcance. El gran tráfico de datos (muchos de carácter multimedia) que requieren estas soluciones hace que la empresa que ponga en práctica este tipo de soluciones disponga de una red de datos interna que sea capaz de gestionar adecuadamente la inmensa cantidad de Mbytes que transporta, con una determinada calidad de servicio y con una compaginación adecuada entre todos los sistemas implicados. Esto supone un excelente campo de pruebas para los conmutadores y equipos de gestión más punteros del mercado.

¿Están preparadas las empresas de sectores como el agroalimentario para implantar soluciones food defense? ¿Saben que esas soluciones serán válidas si la red que las soporta es la adecuada? Ahí tenemos un buen campo para trabajar. 

About the author