Nube, eco-eficiencia, ahorro y comunicaciones en las PYMEs

Ya accedemos a aplicaciones y servicios de comunicaciones  en cualquier momento, sitio y dispositivo. Aparecen nuevos canales de comunicación. La virtualidad es real. Hay comunicaciones móviles rentables. Cambia la empresa por cómo usan las personas las comunicaciones. La evolución tecnológica y el control por el usuario de dispositivos y aplicaciones lleva a los responsables empresariales a replantear sus infraestructuras y a pensar en modelos más rentables, como los de servicios basados en nube.

Comunicaciones en la PYME: empleados y empresarios

En el salto a la nube (de golpe o gradual, según el ritmo de cada empresa), la PYME española ya puede encontrar un sistema de comunicaciones automatizado y simple, enfocado a optimar el gasto, que combina eficiencia y rentabilidad y donde el usuario aprovecha las innovaciones sin costes de infraestructura.

En ese panorama, los empleados buscan en los servicios procedentes de la nube lo instantáneo, lo flexible, lo productivo, la libertad; la dirección quiere seguridad, predictibilidad, flexibilidad, diferenciación, protección de inversión, y claro, control de costes.

Eficiencia energética y ahorro en las comunicaciones de las PYMEs

Las tecnologías de la información y las comunicaciones juegan un papel crítico en la eficiencia energética del tejido productivo. En 2011, Internet usaba 30 GW de potencia. Pero menos de un 12% de esa energía se usaba para la computación en los servidores que manejan los ZBytes de información almacenados en todo el mundo.

El compromiso de sostenibilidad de los suministradores de soluciones para empresas (comunicaciones multimedia, redes locales inalámbricas o cableadas, centros de datos,…), basado en la innovación ‘verde’, permite reducir el consumo de los equipos y mejorar la eficiencia de las redes. Y esto repercute positivamente en la PYME, en el ahorro de su factura energética y en la eficiencia de sus infraestructuras y aplicaciones de comunicaciones.

En resumen

Se trata de ayudar a las empresas a migrar a la nube, cubrir todas sus necesidades de comunicación multimedia y multidispositivo (con aplicaciones corporativas y con aplicaciones concretas externas a la infraestructura de la empresa) y aplicar modelos de negocio más económicos y eficientes energéticamente, con empleados con alta movilidad que son usuarios de aplicaciones.

Porque la tecnología de la nube integra comunicaciones avanzadas y seguras con funciones de colaboración que aumentan la implicación y la productividad de los empleados y que son al mismo tiempo eco-eficientes y rentables.

About the author