Un caso de aplicación de redes de empresa y una reflexión

EL CASO

Hace unas semanas participamos en DreamHack Valencia 2014, el festival de eSports y cultura digital para los amantes de los videojuegos de todo el mundo, que se celebró del 17 al 20 de julio y que contó con más de 3.000 asistentes, entre los que se encontraban youtubers españoles y jugadores de videojuegos de relevancia mundiales.

Allí suministramosla infraestructura de la red interna que proporciona el tráfico de datos, vídeo y multimedia, con seguridad y capacidad, para todos los dispositivos que usan los asistentes, y de acuerdo con los estrictos criterios exigidos en este tipo de eventos.

 LA REFLEXIÓN. ME PREGUNTO

Este tipo de encuentros en el que la infraestructura de red es crítica para que tengan éxito, y en el que el tráfico multimedia generado sorprende por su magnitud, me hace pensar en el hecho de que, en un mundo de movilidad, cada vez más inalámbrico, las redes troncales de las infraestructuras de las empresas siguen siendo de cable, con comunicaciones y conmutadores LAN por cable.

Pero ¿hacia dónde van las tendencias de esa infraestructura de redes de empresa? ¿Cómo se pueden gestionar adecuadamente tráficos, seguridades, perfiles de usuario…?

Pues parece que el camino hacia las redes de nueva generación pasa por la implantación de conceptos como el acceso unificado, la analítica de red o la programabilidad:

–      El acceso unificado, porque es claro que el aumento de terminales móviles obliga a considerar que los usuarios acceden a la red corporativa a través de la red cableada (que sigue presente y crece a ritmo del 5% anual) y mediante dispositivos WLAN; pero además, como hacemos más cosas simultáneamente  y consumimos contenidos más pesados, la red cableada cobra nuevas fuerzas (en especial con dispositivos con densidades masivas de puertos de 10GE).

–      La analítica de red, pues hasta ahora los gestores de IT no podían demostrar fácilmente la utilidad de las redes de comunicaciones de nueva generación. Con los switches actuales de nueva generación  es posible reconocer aplicaciones desde los propios dispositivos de la red (por ejemplo, llegando a diferenciar si el usuario actualiza su muro de Facebook o lee el de su empresa); y puede filtrar contenidos a velocidad de línea, vincular a los usuarios, con sus terminales de acceso, las aplicaciones que usa o su ubicación.

–      La programabilidad, pues SDN (Software Defined Networking), concepto en desarrollo, irá ofreciendo ventajas operativas a la hora de integrar mejor las aplicaciones de negocio con la red, lo que hará que los gestores de IT dediquen sus recursos a entender las necesidades del negocio, y hará que la red se adapte al ritmo y necesidades que impone ese negocio.

LA REFLEXIÓN. UNA RESPUESTA

Basta el sumarísimo desarrollo anterior para ver que la integración de las herramientas de seguridad, analítica de red, las aplicaciones de negocio y la red, (con un controlador SDN o con soluciones específicas para cada cliente), nos harán entrar en una nueva forma de crear y mantener las redes de comunicaciones empresariales. Y tener en cuenta estas tendencias tiene que ver directamente con la actividad de la empresa: mejora en la operación de la red y en la productividad, operación de la red en función de las aplicaciones o flexibilización de algunas de esas operaciones.

En fin, un sueño al alcance de nuestra mano, o del dispositivo de comunicación que usemos en cada momento.

About the author