La épica del alpinismo junto a las tecnologías de la información

Subir las cumbres más altas o más difíciles: desde las primeras incursiones al Everest (quién no conoce o ha oído hablar con emoción de la mítica subida por su cara sudoeste de Hillary y Tensing que coronaron en 1953 esa Chomolungma, Madre del Universo) hasta las expediciones del español Juan Oyarzábal en busca de todos los ochomiles, el montañismo de altura es siempre noticia.

En estos días, una expedición española, organizada desde el Ministerio de Defensa, hace cima en el Kazbek, estrato volcán georgiano de 5047 metros de altura. Y esta expedición llega al Kazbek, acompañada por miembros de Al filo de lo imposible, con un doble objetivo: por supuesto subir la montaña y sentir en lo alto de la cumbre lo que solo los que han subido allí pueden contar, y además hacerlo con herramientas tecnológicas de comunicación.

BYOD en la cumbre

Con las TIC durante la escalada aprovechan las enseñanzas que su experiencia en el uso de diferentes equipos y dispositivos de comunicación puede ofrecer a su vuelta a las actividades profesionales. Tabletas, smartphones y ordenadores personales, conexión vía satélite, … sistemas de comunicaciones que prueban su funcionamiento en condiciones extremas.

Alcatel-Lucent Enterprise ha apoyado esta expedición al Kazbek poniendo a disposición de los expedicionarios nuestro OpenTouch Video Store de almacenamiento y estructuración de vídeos y un interfaz blogweb (http://bit.ly/1nBcviL) que permite a los miembros de la expedición contar su aventura

Lo mejor, leer y escuchar lo que dicen en el blogweb. Me permito entresacar algunos textos:

5 de mayo: “Nos hemos levantado con un fuerte viento en la zona del refugio, que presagiaba que en la cima sería mucho más fuerte.

Ya el día  anterior, por la noche, se había visto la imposibilidad de volver a subir, dado que el hielo en la cumbre y el estado de la nieve lo desaconsejaban.

El glaciar está muy cubierto de nieve y no presenta grietas visibles por lo que lo bajamos esquiando sin dificultad. Vamos viendo la dificultad de esquiar con 20 kilos a la espalda….”

 Pero lo mejor es, ya digo, y ya que no hemos podido acompañarles en la ascensión, echar un vistazo a lo que cuentan, las fotos, los vídeos, la ruta, en http://bit.ly/1nBcviL

About the author